Saâdane Afif + Antoni Tàpies

junio 17, 2021

En 1917 una obra titulada Fountain (Fuente), consistente en un urinario colocado al revés y firmado R. Mutt, se presentó en la primera exposición de la Society of Independent Artists de Nueva York. Bajo este seudónimo, Marcel Duchamp ponía a prueba los límites de la política de admisión de la muestra, supuestamente abierta a cualquier propuesta e inspirada por el lema del Salon des Indépendants de París: “sin jurado, sin premios”. Con la selección de un objeto corriente, un objeto encontrado, Duchamp pretendía destruir la noción de la singularidad del objeto de arte. Fountain fue rechazada, al igual que lo había sido Nu descendant un escalier (N° 2) [Desnudo bajando una escalera (N.º 2)] en el Salon des Indépendants de París en 1912. Duchamp decidió entonces orquestar la presentación de Fountain a través de una publicación en la revista The Blind Man (El ciego) de la cual era cofundador. La obra original desapareció y no se encontró nunca jamás. Por lo tanto, es a partir de una reproducción (una fotografía de Alfred Stieglitz) acompañada de un comentario anónimo (“El caso Richard Mutt”) que Fountain entra en la historia del arte. Desde entonces, la Fountain de Duchamp ha generado un sinfín de comentarios y se ha convertido en una de las obras de arte más emblemáticas e influyentes del siglo XX.

Saâdane Afif ha convertido la difusión impresa de Fountain en objeto de un proyecto monumental. The Fountain Archives (Los archivos de la Fuente) consta de tres conjuntos: el primero, la parte “activa” del proyecto, consiste en las páginas de publicaciones, libros, catálogos y revistas que reproducen una fotografía de esta pieza icónica. Las páginas, extraídas de la colección de publicaciones que el artista ha ido recopilando desde 2008, son arrancadas, enmarcadas e inventariadas, creando un nuevo readymade a partir de uno de los primeros readymade de la historia del arte.

El segundo, la parte “pasiva” del proyecto, a la que Afif también llama “molde”, es la biblioteca con los libros de donde han sido arrancadas las páginas. Las estanterías crean un archivo alrededor del readymade de Duchamp, del que se ha eliminado el iniciador común: un archivo sin su objeto. Esta presentación de la biblioteca musealizada –completa por primera vez en la instalación de la Fundació Antoni Tàpies–, al privar a las publicaciones de su función habitual, también le confiere un carácter escultórico.

https://fundaciotapies.org/es/exposicio/saadane-afif-arxius-font/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: