ARCO 2011

febrero 18, 2011

Es la primera vez que vamos a hablar aquí de ARCO, a veces si no puedes decir algo bueno es mejor callar… en los últimos años la dichosa feria no era sino un cúmulo de eventos (sociales en su mayoría) donde el oropel y el nuevo rico corrían en una orgía de cifras y actos sociales bien engrasados por el dinero rápido que la dichos burbuja repartió entre algunos con más posibles que luces. Pero todo ello pasó y, ya que Madrid nunca pudo competir ni con la elite de Basel, ni con la cercanía a los emergentes de Miami o Shangai, ni tan siquiera con la más reciente pero novedosa y radical Frieze…¿para que servía el tal ARCO?, y mejor aún, para que dotarla de gigantismo y una atrofiada estructura enmoquetada y “envisonada”… ahora, en un acto de humildad que honra a los actuales organizadores la han transformado en una “humilde” feria de arte… a la altura de lo que nos corresponde como país, ni menos ni más como algunos se empeñaban en soñar, si alguien se pregunta porque el Giotto, Leonardo, Miguel Ángel, Donatello, Della Francesca o Vasari surgieron y trabajaron en Florencia sólo tienen que seguir el famoso consejo de “Garganta Profunda”, seguid el dinero… pues eso, ahora toca una buena feria, honesta, pequeña y asumible en tamaño y precios para auténticos coleccionistas, lo que no es poco visto lo visto. Hasta el próximo domingo 20 en IFEMA.

www.ifema.es/ferias/arco/default.html

2 Responses to “ARCO 2011”

  1. uri-b Says:

    Lo siento, respeto pero no comparto tu opinión.
    Pienso que la descripción que haces de Arco coincide más con Estampa. Creo que Arco debe posicionarse con una identidad propia, es decir debe aportar un “algo” dentro del mapa internacional ferias de arte, de lo contrario, en pocos años no conseguirá atraer mas que ranciedad, ya que las galerías potentes no querrán estar en una feria donde reina una mezcla entre miedo y mediocridad, y las galerías emergentes jamas se vincularán a una feria fosil. Lo humilde tampoco quita lo valiente, y pienso que un Arco como el de este año no tiene mucho sentido. Al fin y al cabo que es el arte sino emoción. La sensación que he recibido este año es precisamente el de la venta de cromos, absolutamente desalentador. Y no estoy hablando de radicalidad o grandilocuencia, hablo simplemente de emoción, de sentir lo que sentí en el stand de La Fabrica o en los stands de un par de galerías de NY que más por urgencia y presupuesto que por otra cosa montarón sus espacios de una forma un tanto caótica y punk y era lo mas fresco de la feria, y simplemente porque la situación les había obligado a ser creativas. En cuanto al stand de La Fabrica, pienso que fue una de las grandes referencias de la feria, un despliegue tan sencillo como aplastante, piezas vendibles (aunque ignoro lo que vendieron) pero de una calidad demoledora.
    Aunque muchas voces se empeñen en decir lo contrario, creo que Arco sigue hoy más que núnca en el filo de la navaja, corre el gran peligro de convertirse en una feria meramente nacional y todos sabemos cual el presupuesto nacional para el arte. Pienso que lo que ví el jueves en Madrid espanta a cualquier galería y comprador internacional (y muchos nacionales) y el camino es justo el contrario.
    Escribo esto desde el máximo respeto a este blog, el cual es una referencia entre mis “favoritos”, por lo aprovecho para darte las gracias por tu trabajo.

  2. sboixet Says:

    Muchas gracias por el comentario uri, la verdad es que en el fondo vemos la misma realidad y, tal vez, yo soy un poco más pesimista… creo de verdad que la gran oportunidad de ARCO fue la de haberse olvidado de tanto país invitado y haberse centrado en latinoamérica donde ahora mismo hay osadía y dinero que son el caldo perfecto de cultivo para el arte más contemporáneo y emergente, por aquí no supimos jugar esa baza y la “vetusta” Basel nos pasó la mano por la cara aterrizando en Miami… seguramente ni con toda la buena voluntad del mundo se podría haber optado por ocupar el espacio de la Frieze en Londres con lo que, aunque nos entristezca, hemos acabado encajonados entre los museos de arte contemporáneo de las 17 comunidades autónomas (igual exagero, me parece que alguna todavía no tiene), el presupuesto menguante del Ministerio de Fomento, los cuatro duros que todavía reparte el de Cultura, la obra social de las Cajas de Ahorros (o lo que va a quedar de ellas en pocos meses) y los cuatro coleccionistas de pro que tiene este país, y que mantuvieron la ilusión durante años de que la décima potencia económica mundial (y bajando) podía tener una de las tres ferias de arte contemporáneo más relevantes del mundo.
    Ójala tengas razón y estémos preparados para una feria más puntera capaz de atraer coleccionistas de nuestro entorno pero me parece que ARCO va a tener que conformarse con ser local… lo que, igual que a ti, me parece una pena pero peor sería verla desaparecer (y eso hemos estado a punto de verlo).

    Un saludo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: